ENVÍO GRATIS 48-72 HORAS A PARTIR DE 35€ DE COMPRA. OFERTAS DE ABRIL DE HASTA EL 35% DTO.
ENVÍO GRATIS 48-72 HORAS A PARTIR DE 35€ DE COMPRA. OFERTAS DE ABRIL DE HASTA EL 35% DTO.
Carrito 0

¿Sabes si el jamón serrano se puede freír?

No hay dudas de que el jamón serrano es un producto increíble para degustarlo por sí mismo, además, puede ser incluido en diversas preparaciones o platos. 

Sin embargo, en lo que se refiere a la cocina, pueden surgir las preguntas «¿el jamón serrano se puede freír?», «¿es mejor utilizarlo curado?». Sigue leyendo, ¡aquí podrás despejar todas tus dudas al respecto!

¿Puedo freír el jamón serrano?

La respuesta es sí, puedes freír o cocinar tu jamón serrano. Pero también es cierto que debes saber cuándo es conveniente hacerlo y en qué situaciones evitarlo. 

Y es que, aunque pueda freírse, muchos especialistas y amantes del jamón curado no recomiendan hacerlo. Después de todo, es importante conservar las propiedades de este curado.

Aunado a esto, y si estás decidido a utilizarlo, debes saber que existen diferentes modos de cocinar este jamón curado tan especial. Y dependen, en gran medida, del plato que vaya a complementar. 

Platos preparados con jamón serrano, ¿frito, cocido o curado?

Ya te mencionábamos la importancia de conservar al máximo las propiedades del jamón serrano, así como que este puede freírse, si lo deseas. En consecuencia, a continuación, podrás ver algunos ejemplos de su uso en la cocina. 

Platos en los que no hace falta freír el jamón serrano

Puede parecer que para incluir el jamón curado a ciertas preparaciones es necesario freírlo, pero nada más lejos de la realidad. 

Un ejemplo claro de esto son los populares huevos rotos con jamón, receta en la que sí debes freír las patatas y los huevos, colocando estos últimos sobre las primeras. Mientras que, el jamón serrano sería el ingrediente final y puedes agregarlo en virutas o cortado en trozos, sin necesidad de freírlos. ¡El resultado será exquisito! 

Las lentejas con jamón son otra muestra de la versatilidad del jamón serrano, su incorporación es muy sencilla. Solo es necesario agregar este curado directamente en la cocción. 

¿En qué platos puede ser necesario freír o cocer el jamón serrano?

No puede negarse que, entre la diversidad de platos, ciertas preparaciones podrían requerir freír el jamón, aunque este sea serrano. 

Este es el caso, por ejemplo, de las croquetas de jamón, sin embargo, al cocinar el mismo no debes utilizar aceite, sino dejarlo freír en su propia grasa y a fuego bajo.

Igual sucede con el spaguetti a la carbonara. Pues, si piensas sustituir la panceta ahumada o bacón por jamón serrano, conviene freírlo siguiendo las mismas recomendaciones para que quede crujiente. 

Además, es importante considerar que el curado del jamón serrano ya le brinda un sabor y salazón característicos, por lo que, seguramente no es necesario agregar sal a las preparaciones. O, por lo menos, disminuir su cantidad. 

También está el caso de la pizza, preparación versátil en la que puedes agregar el jamón serrano frito o las lonchas directas en la masa antes de ir al horno para su cocción. 

¿El jamón serrano se puede freír? ¿Por qué no lo recomiendan?

Como has leído, el jamón serrano se puede freír y hacerlo, o no, tiene que ver más con una decisión personal que con otra razón. Aun así, no es extraño escuchar que es mejor no hacerlo, o por lo menos no utilizar jamón serrano para las preparaciones con jamón frito. 

Esta situación responde a que el este tipo de jamón es un producto que debes degustar con todo el esplendor de su curado. Solo así está garantizado que podrás disfrutar de su aroma, su sabor y su textura de manera correcta.

 

Foto bajo licencia creative commons Autor : Tamorlan


Publicación más antigua Publicación más reciente

Español